Nutrición-Alimentación en Salud y Enfermedad/Temas de revisión

La Fructosa: Una revisión de su metabolismo y sus implicancias en nutrición clinica y salud Pública Por: Eduardo Lobatón


La Fructosa: Una revisión de su metabolismo y sus implicancias en nutrición clinica y salud públicaZhou Juan en su artículo de revisión titulado Fructosa: Un dulce veneno (JPEN 2011 35;158-159) trae a la luz el efecto inflamatorio de la fructosa, la fructosa es un azúcar simple que se encuentra principalmente en frutas y miel si bien se encuentra en cantidades inocuas en estos alimentos,  una alta ingesta de fructosa ha sido vinculada con el desarrollo de síndrome metabólico, resistencia a la insulina, diabetes y enfermedades cardiovasculares. Aunque aún no están claros los mecanismos  alrededor de este efecto se sabe que la respuesta inflamatoria así como el estrés oxidativo están involucrados. En el laboratorio ratas alimentadas con altas concentraciones de fructosa mostraron altos niveles de marcadores de estrés oxidativo.  Por otro lado hay evidencia que la fructosa genera inflamación en la microcirulación mesentérica  (circulación mesentérica es responsable de la circulación de la sangre a nivel del intestino delgado y grueso así como de parte del estomago).

Si la fructosa no se encuentra en grandes cantidades en los alimentos, donde más la encontramos?

El Jarabe de maíz alto en fructosa (JMAF o HFCS:High fructose conr syrup por sus siglas en ingles) es un producto químico creado en Japón 1966 e introducido en los estados unidos en 1975; dos quizás sean las características que han hecho que este producto se encuentre en casi la totalidad de los alimentos procesados desde la salsa de tomate, el pan, las bebidas gaseosas y los jugos artificiales; la primera, es más dulce que el azúcar regular (100 vs 120 de índice glicemico) aumentando la palatabilidad del producto y la segunda más barato abaratando así los costos. A manera de comparación 1 taza de tomates frescos contiene 2.5 g de fructosa, mientras que una lata de gaseosa (12 oz=354 ml) 23 g y una gaseosa de 20 oz (600 ml) 62 gramos.

Ahora un poco de bioquímica:

Tanto sucrosa (azúcar natural con que endulzamos nuestro té o café) como el JMAF son nocivos. Sin embargo a diferencia de la sucrosa que está compuesta de dos moléculas unidas, una de Glucosa y otra de fructosa en un porcentaje de 50-50, el JMAF es 55% fructosa y 45% glucosa. Asimismo una vez la sucrosa ingresa sufre la acción de las enzimas digestivas que rompen el enlace químico que une estas moléculas permitiendo así su absorción lo que no sucede con el JMAF que al no tener enlace químico hace que estas moléculas ingresen directamente a la circulación. Otra característica es que la fructosa no produce aumento de insulina como si lo hace la glucosa y es metabolizada en su totalidad en el hígado, de manera tal que el JMAF nos  da fructosa que ingresa rápido y en mayor concentración para ser metabolizada en el hígado.

Una de las primeras cosas que sucede en el hígado es que la fructosa es fosforilada (Fructosa 1-P) utilizando grandes cantidades de fosforo el cual se obtiene a través del ATP,  a su vez el ATP se metaboliza con la consecuente formación de Acido Úrico el cual a su turno inhibe la formación de Oxido Nítrico (un potente vasodilatador, NO nitric oxide por sus siglas en ingles) favoreciendo la aparición de Presión alta (1). Figura 1

Fructosa bioquimica

Una vez la fructosa es fosforilada genera la formación de dos compuestos importantes en la vía de la lipogénesis por un lado piruvato el cual es la materia prima para la formación de citrato a nivel mitocondrial y por otro la formación de Xilosa 5-P, así el hígado se genera: VLDL (Lipoproteína de muy baja densidad) la que será liberada a la circulación en forma de triglicérido (TGL) aumentado el riesgo de enfermedades cardiovasculares y obesidad (2), Ácidos grasos libres (FFA por sus siglas en ingles) los cuales producirán insulino resistencia (IR) a nivel del musculo y la producción de insulina a nivel del páncreas con la consiguiente hiperinsulinemia (3)Esteatosis hepática o hígado graso por el acumulo de grasa (4) la formación de JNK1 (Jun N terminal Kinasas) un tipo de proteína que al ser activada genera inflamación (5) y con ello insulino resistencia a nivel hepático (6). Así tenemos hiperinsulinemia e insulino resistencia dos características en la diabetes tipo 2. Por otro lado la hiperinsulinemia afecta la función de la leptina (la hormona que nos dice cuando parar de comer) y la sensación de hambre se perpetua contribuyendo con el aumento de peso (7).

Pero hay mas, como se menciono líneas arriba la fructosa requiere más energía (ATPs) ya que necesita ser fosforilada. A nivel intestinal esto tiene implicancias mayores puesto que consume la energía que está destinada a mantener la integridad de la membrana. Ha sido demostrado que el excesivo consumo de fructosa debilita las llamadas uniones estrechas (o tight junctions en ingles, que unen un enterocito con otro) de esta manera la fructosa literalmente  genera pequeños orificios en el intestino lo cual permite la fuga de componentes de alimentos parcialmente digeridos  y/o bacterias al torrente sanguíneo generando una respuesta inflamatoria a ese nivel, como fue mencionado al comienzo de este articulo.

Después de este breve recorrido por el metabolismo y bioquímica de este azúcar queda claro que la fructosa tiene efectos nocivos sobre la salud, así los profesionales de la salud estamos llamados alertar a la población y pedir a la industria alimentaria regule su uso en alimentos de consumo masivo.

Consejos prácticos:

LEA LAS ETIQUETAS

Por ley las fábricas de comestibles están obligadas a incluir el JMAF en las etiquetas de alimentos. Se puede encontrar JMAF escrito de diferentes formas, como jarabe de maíz alto en fructosa, como HFCS (High fructose corn syrup, por sus siglas en ingles) o como sólidos de HFCS.

COMPRE COMIDA MAS INTEGRAL

Como frutas, vegetales, frutos secos, carne de aves y prepárelos en casa.

BUSQUE PRODUCTOS ORGANICOS EN EL MERCADO O TIENDAS DE ALIMENTOS

Aunque quizás sean un poco más caros, la mayoría de estos productos no tendrán JMAF.

EVITE LA COMIDA RAPIDA

La mayoría de la comida rápida contiene HFCS. Si usted está comiendo en un restaurante de comida rápida, pida la lista de los ingredientes.

EVITE LAS BEBIDAS EN LATA O BOTELLA

Las gaseosas, los refrescos artificiales, el té helado y casi toda la bebida dulce contienen JMAF.  Prepare jugos en casa o consuma agua natural.

Reflexiones finales:

  • La fructosa es un azúcar que se encuentra de manera natural y en cantidades inocuas en frutas y miel.
  • El JMAF es un alimento industrial creado a partir del jarabe de maíz y que ha sufrido acción enzimática permitiendo la incorporación de fructosa en su estructura, es barato y más dulce y ha sido incorporado en casi todos los alimentos procesados.
  • La fructosa industrial consumida en grandes cantidades es un veneno, produce síndrome metabólico, presión alta, diabetes tipo II, obesidad, enfermedades cardiovasculares e inflamación. Su uso debería ser prohibido en la industria alimentaria.
  • Formulas enterales principalmente usadas en pacientes diabéticos contienen fructosa en una alta concentración, los estudios a la fecha no han podido concluir que estas formulas ofrezcan un mayor beneficio en el control de la glucosa al ser comparadas con las formulas estándar (practical gastroenterology may 2009). Por lo tanto es necesario realizar más trabajos de investigación para poder determinar el potencial daño de la fructosa en la nutrición enteral.

Lecturas sugeridas:

http://drhyman.com/blog/conditions/5-reasons-high-fructose-corn-syrup-will-kill-you/

http://www.youtube.com/watch?v=dBnniua6-oM

La Fructosa: Una revisión de su metabolismo y sus implicancias en nutrición clinica y salud pública

7 pensamientos en “La Fructosa: Una revisión de su metabolismo y sus implicancias en nutrición clinica y salud Pública Por: Eduardo Lobatón

  1. Que enriquecedor esta revisión y lo importante en conocer el peligro metabólico que puede ocasionar la fructosa e incluso existen artículos de investigación sobre los cambios histopatológicos realizados en ratas tras ingerir esta azúcar. Habrá que tomar conciencia y llevarlo esto a la práctica, buscando alternativas de consumo que evitemos utilizar la fructosa como parte de nuestra alimentación diaria.

    Saludos.

  2. Pingback: Nutrición, Hiperinsulinemia e Insulino Resistencia: ¿Como están vinculados? | Eduardo Lobatón RD CNSC

  3. Pingback: Edulcorantes naturales: ¿Cúal es más recomendable? | YSE Terapias

  4. Pingback: La Fructosa: Una revisión de su metabolismo y sus implicancias en Nutrición Clínica y Salud Pública | Nutrición y desarrollo

  5. También es importante mencionar que muchos de los productos para bebés como los cereales e incluso algunas fórmulas lácteas tienen jarabe de maíz de alta fructosa. Así que desde que nacen tienen exposición a este alimento industrial

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s